sábado, marzo 31, 2007

Rap y Sueños

Entre penumbras, el hombresito del sombrero rapeaba fervorosamente. Tradicionalmente, un rapero se hace acompañar por un solitario pincha discos, pero esta noche era especial y Jha Juanna añadió al pincha discos una batería, unas percusiones, un bajo, una guitarra, una cantante, un acordeón y unos metales.

Algunos sueñan con producirse un disco. Siguen soñando con presentarlo en vivo en un escenario importante de la ciudad. También sueñan qe la prensa difunde el evento. Sueñan aún más qe el lugar se empaca de fans qe festejan la música y aplauden el acto. Jha Juanna no lo soñó: trabajó y se lo construyó. Talento, fe, trabajo y huevos fueron sus herramientas. Adelante, muchacho. Lástimo qe seas rapero.

 3 comentarios

jueves, marzo 29, 2007

Deudas y Pagos

Uno de esos correos qe llegan latosamente a mi bandeja de entrada con moralejas, reflexiones y catecismos me ha dejado meditando. En una excelsa presentación realizada con la magia del Power Point, se explicaba como John Lennon había dicho qe The Beatles eran más famosos qe Jesucristo. Por ello, Lennon murió asesinado por un desqiciado fan. También contaban como el ingeniero a cargo de la obra del Titanic había pagado caro su "ni Dios lo hunde".

Así qe ya aprendí la lección: si te metes con Dios, te manda matar. Ya lo sabes: cuando te enteres de un asesinato, no te pongas triste, mas bien regocíjate en qe otro blasfemo ha pagado su cuota. Amén.

 6 comentarios

martes, marzo 27, 2007

Linchamientos y Niñez

El ejercicio de romper piñatas en las fiestas infantiles no es, como debiera serlo, causa común de graves accidentes entre nuestra niñez. La fórmula pareciera infalible: niños impetuosos, golosos y codiciosos son armados con un palo para dar lugar a la qe posiblemente sea la única conducta agresiva qe se les permite. Dos o tres mamás y algunos de los niños mayores intentan contener al pelotón de peqeños qe, sin importarles el peligro envuelto, se lanzan hacia la figura golpeada esperando arrancarle la colación o algún apéndice.

Veámoslo de este modo: si el linchamiento de piñata fuera una costumbre entre los gringos, los niños estarían obligados a utilizar un casco y sus padres a firmar una carta asumiendo las consecuencias en caso de un accidente y deslindando a los padres del festejado y al salón de fiestas.

 4 comentarios

sábado, marzo 24, 2007

Arrullos e Imágenes

Me parece increíble qe, con 70 canales, nunca hubiera encontrado algo digno de mi atención. Ponía mi esfuercito, pero simplemente mi cerebro me saboteaba mandando a cerrar mis ojos y aflojando el músculo qe mantiene mi cabeza erguida. Ya fuera qe le diera al botón de power en mi control después de comer o para permitir al tiempo correr antes de salirme al reventón, el resultado era el mismo: la tele me ponía a dormir. Al despertar, me sentía burlado. Mira qe pagarle 350 pesos de los de hoy a la compañía de cable para qe simplemente me sirviera de arrullito.


Unos de esos domingos llenos de carne asada conduje de vuelta a casa y recordé tantas cosas. Qe la renta, qe el trabajo, qe el mandado. ¿Para qé soy tan responsable? Cansado sí estaba. Bastante. Pero me echaba las sábanas encima y me daba calor. Me las qitaba y me daba frío. Cubría solamente mis pies con ellas y como qe me los aplastaban. Me echaba sobre mi costado y una rodilla se me clavaba en la otra. Me echaba sobre mi espalda y la almohada no le daba a mi cabeza el ángulo necesario para la comodidad. Recordé mi inversión en arrillitos. Sin pantuflas, tomé rumbo al sofá y presioné mi botón de dormir. Se dieron las 6 de la mañana. Caray. Siete programas, de una hora cada uno, interesantísimos todos.


 2 comentarios

jueves, marzo 22, 2007

Aniversarios y Balazos

Un afectuoso saludo y una cariñosa felicitación a nuestros hermanos norteamericanos e iraqíes qe ayer conmemoraron cuatro años de estarse matando. Bueno, es más como qe los norteamericanos matan a los iraqíes, pero de igual modo no qiero restar el papel qe los segundos juegan en esta relación. Bien reza el dicho: detrás de todo gran genocida, siempre hay una gran víctima. Enhorabuena, entonces, a ambos bandos. Mira qe una guerra qe se mantiene por cuatro años no puede ser una farsa.

 1 comentarios

martes, marzo 20, 2007

Narraciones y Matemáticas

Un viejito de 70 años se cayó de un séptimo piso. Se qebró seis costillas, diez personas lo vieron caer y entre dos le dijeron...

 3 comentarios

sábado, marzo 17, 2007

Homosexualidad y Fertilidad

¿Las lesbianas también menstruan?

 4 comentarios

jueves, marzo 15, 2007

Tiendas y Estatus

He escuchado a gente denostar qe Zara es el Suburbia de España. Lo peor es qe se lo he escuchado a gente qe se viste en Old Navy, qe es el Suburbia de Estados Unidos.

 7 comentarios

martes, marzo 13, 2007

Niñas y Faldas

Muy recomendable resulta la película Niñas Mal, del director mexicano Fernando Sariñara. La trama es sosa, predecible, con humor idiota marca Televisa y actuaciones deplorables inclusive de aqellos miembros del elenco qe se supone ya son madafacas. El audio está fatalmente editado, cual película mexicana de los setenta. La fotografía intentó ser acá como experimental, pero pues eso en una comeducha se ve más bien chafa y wanabí.

Sin embargo, todos deberían ir a verla al cine. Aún en su papel de niña ñoña y sin enseñar nada, Camila Sodi se ve primorosa como siempre. Ya qiero qe salga la película del Búfalo de la Noche, donde Camila hará el papel de Rebeca —qien en el libro aparece siempre desnuda— así como Déficit, dirigida por Gael García Bernal y con esta nena por fin tomando papeles serios. Por su parte, Martha Higareda nos regala dos escenas gratuitas de desnudo parcial. Así, sin aportar nada a la trama, Martha nos las enseña primero en tomas sostenidas durante la tradicional secuencia de amor; y más delante, las vuelve a lucir en un baño de vapor, apenas por fracciones de segundo, pero brincando. Eah. Arriba con el cine nacional.

 5 comentarios

sábado, marzo 10, 2007

Tintos y Punzocortantes

Me gustaba mi sacacorchos. Negro con detalles en cromo. Sencillo, plegable y elegante; me seguía a todos lados. Seguido alguien sacaba una botella de tinto y todos se miraban horrorizados y comenzaban a sugerir como empujar el corcho hacia adentro de la botella o como extraerlo con una manguera de jardín. Pausadito y con estilo, yo hurgaba en mi bolso masculino y sacaba mi instrumento. Una peqeña hoja surgía de un extremo para cortar la envoltura de aluminio de la boca de la botella. De la parte media, nacía el tornillo qe se hendía y perforaba el corcho. Del otro extremo, aparecía un apéndice qe se afianzaba a la abertura de la botella para fungir como palanca mientras yo levemente me apoyaba en su mango forrado en un suave colchoncito.

Hoy me lo qitaron. La oficial del aeropuerto revisaba mi mochila una y otra vez. Sacaba libros y discos y baterías para celular y audífonos y papeles y la volvía a pasar por los rayos eqis. Pregunté qé buscaba. Dijo qe pareciese qe trajera yo un cuchillo. A la tercera revisión encontró en un peqeño escondrijo de la mochila mi sacacorchos. ¿Ves como sí me seguía a todos lados? Yo ignoraba qe me acompañara en esos momentos, pues de saberlo, lo habría protegido colocándolo en la maleta. Yo me fui. Él se qedó. Esta noche beberé a su salud. Destrozaré un corcho con un cuchillo y beberé mi tinto en peqeños sorbos, evitando tragarme los trozos de corcho dentro de él, pensando en mi sacacorchos y reconsiderando esta última oración y su cacofonía.

 6 comentarios

jueves, marzo 08, 2007

Documentos y Hembras

Me encontré con este artículo que escribí allá por el 2001, cuando estaba chiquito y lleno de rock, chelas y tareas. Fue publicado en la revista de Psicología Proyección en su edición de marzo de aquel seisañero año. Claro, todo esto a propósito del Día Internacional de la Mujer. No sé si fui un chavo universitario genio o ñoño.

No sabemos a ciencia cierta el porqué. Quizá se haya debido a un mayor desarrollo muscular en los varones. Quizás fue la (¿in?)capacidad de la mujer para embarazarse. El hecho es que en la mayoría de las culturas, ya sean antiguas o contemporáneas, orientales u occidentales, se ha otorgado al hombre cierta ventaja sobre la mujer en la mayoría de los roles y funciones sociales. Hemos escuchado hablar acerca de algunas culturas que son primordialmente matriarcales, donde el rol “fuerte” lo lleva la mujer. Existen indicios de que en tiempos prehistóricos la mayoría de las sociedades funcionaban de este modo. Pero hoy, ahora sí en pleno arranque del nuevo milenio, las cosas son esencialmente diferentes.

Hemos creado sociedades en donde se permite al hombre pasar sobre la mujer. La mujer ha sido consignada (al parecer por sí misma) a permanecer en casa. El 10 de diciembre de 1948, irónicamente promovida por una mujer (Eleanor Roosevelt), fue aprobada por la O.N.U. la Declaración Universal de Derechos Humanos. En un pequeño documento se agruparon todas las necesidades morales básicas que el ser humano debe satisfacer para ser pleno. Sin embargo, al parecer el término “humanos”, utilizado en el título de la Declaración, no fue claramente comprendido por todos, ya que evidentemente tales Derechos no fueron aplicados a todos por igual. Por ello, hubo de comenzarse a trabajar en documentos complementarios, como aquel de los Derechos de los Niños y otro de los Derechos de la Mujer, lo que deja a la palabra “humanos” como sinónimo de “varones adultos”.

Tomó mucho tiempo a la mujer descubrir su situación, o al menos dar a entender su descubrimiento. Apenas en el siglo XIX, en el poblado de Seneca del estado norteamericano de Nueva York, surge el primer movimiento masivo exigiendo igualdad para las mujeres. Y tan sólo a principios del siglo XX aparece formalmente el término “feminismo”, así como el reconocimiento de un movimiento organizado, con objetivos y misiones.

En su primera etapa, que se extiende hasta los años setenta del siglo pasado, el feminismo tuvo un carácter emancipador. Se luchó por el sufragio femenino, así como por la igualdad de derechos y la aplicación de políticas públicas para mejorar la condición femenina. Estos ideales entroncan tanto con el discurso liberal como con el marxista, teniendo a la igualdad como medio y objetivo central.

Durante los años setenta, al acercarse a otras teorías filosóficas posmodernistas, el movimiento feminista descubre serias contradicciones y baches en su plataforma ideológica, las cuales han dejado herencias que perduran hasta el día de hoy. Actualmente, existen en todo el orbe organizaciones privadas y gubernamentales que se dedican a “defender los derechos de la mujer”. En el caso específico de México, se cuenta con diversas instituciones, como la recién creada Comisión Nacional para la Igualdad de la Mujer. Estas organizaciones sólo ayudan a fomentar la idea de un sexo débil que requiere ser protegido, así como la concepción de un género “diferente y no adaptado” socialmente hablando (no existe el equivalente masculino de tales organizaciones).

Es hasta finales de los setenta que el feminismo ingresa en su etapa actual de insubordinación. En esta fase, el movimiento posee una versión conservadora de las sufragistas y una segunda del movimiento radical de los setenta. Por fin se cuestiona la igualdad con el modelo masculino, afirmándose el ser-mujer desde la insubordinación. El feminismo insubordinado invita a la mujer a pensarse en sí misma a través de la propia experiencia, y no a medirse con el hombre y su razón e historia.

La mujer se ha decidido a abandonar el papel de víctima que ella misma se había asignado durante la lucha. Tras casi un siglo de protestas y martirismos, la mujer asume un papel activo en su propio desarrollo. Comienzan a dejarse de lado las acusaciones contra el hombre, van quedando atrás las quejas por la falta de oportunidades. El movimiento feminista ha comenzado a superar una supuesta inferioridad frente al hombre, que era incongruentemente promovida por el propio movimiento a través de sus enunciados y su eterno clamor de “queremos ser iguales”, una especie de petición hacia los poseedores de la autoridad.

Sólo resta al feminismo realizar una tarea intrínsecamente vital para su efectividad. Hasta ahora, el movimiento feminista —especialmente su ideología—, ha permanecido ajeno a la mayoría de los humanos (tanto mujeres como varones). Se hace evidente la necesidad de comenzar a hacer llegar la información a los principales canales de comunicación socioculturales, los cuales, en su mayoría, aún promueven el rol subordinado de la mujer. Cuando la mujer termine de asumir su responsabilidad, se logrará una verdadera diferencia igualitaria entre todos los humanos.

BIBLIOGRAFÍA REVISADA

Baena, L. (2001). El Despertar de la Visión Crítica ante los Medios. Instituto de la Mujer del Distrito Federal (www.inmujer.df.gob.mx). México, D.F.

Chomsky, N. y Barsamian, D. (1996). Lucha de Clases: Conversaciones con Noam Chomsky. Editorial Crítica Grijalbo Mondadori. Barcelona.

Lubertino, M.J. (2000). ¿Hacia una Justicia Global?. Instituto Social y Político de la Mujer (www.ispm.org.mx). México.

Luna, L.G. (2000). De la Emancipación a la Insubordinación: De la igualdad a la diferencia. Mujeres en Red (www.nodo50.org/mujeres). Barcelona.

Pérez, J.M. (comp.)(2000). Comunicación y Educación en la Sociedad de la Información: Nuevos lenguajes y conciencia crítica. Editorial Paidós Papeles de Comunicación. Barcelona.

Declaración Universal de Derechos Humanos. Edición de la Dirección de Estudios Sobre Derechos Humanos de la Universidad Iberoamericana. México.

 6 comentarios

lunes, marzo 05, 2007

Juguetes y Habilidades

Siempre encontré al yoyo gangrenante. Pude dormirlo, aunqe no logré hacerlo andar como perrito. De cualqier modo, aún puedo lograr hacer un bumerán de hasta tres o cuatro vueltas y después traer el artilugio de vuelta a la palma de mi mano con un sonoro chasqido. Esos menesteres en qe se lograban figuras con la cuerda —columpios, torres Eiffel y banderas británicas— simplemente no llamaron mi atención, aunqe igual y no los hubiera logrado.


Desarrollé varoniles ampollas de tanto vestir trompos con sus cuerdas. Preferí los modernos modelos de plástico, con su mariposa y su debido relleno de algodón. Fácilmente alcancé los dormilones y los panchito a la luna se convirtieron en mi especialidad, junto a los columpios. También dominé los bumeráns en varias modalidades: sencillos, por la espalda y hasta por debajo de la pierna. Procuré abstenerme de los cancos, pues los encontraba salvajes.

De rodillas obtuve tesoros como periqitos, asteroides, perlitas, agüitas, gasolinas y piratas. Ah, pero mi tirito fue siempre una canelita pilingüija qe me sirvió de verdugo por más de tres temporadas. Mi arsenal incluía una poderosa marrana qe sustraje de un balero comprado en alguna refaccionaria. Juro qe sólo me amparé bajo el safisvuelvis cuando realmente mi canelita se me resbaló, y no recuerdo haber sido acusado de realizar fochas excesivas.

 3 comentarios

viernes, marzo 02, 2007

Teclados y Relojes

Me choca no tener tiempo de escribir cosas chidas para apantallarte como acostumbro.

 4 comentarios