8 de mayo de 2012

Máquinas y mensajes

La máquina de refrescos que está en el sótano del edificio donde trabajo tenía pegada una hoja de papel que decía “No tengo cambio”. El cajero automático al que regularmente acudo tenía un letrero que decía “Estoy fuera de servicio”. El caballito mecánico afuera del súper ostentaba también su hoja con “No me uses si no depositas tu moneda”.

¿Cómo es que estas cosas aprendieron a escribir mensajes para pegárselos encima? ¿Qué más podrían comunicarnos? ¿Por qué tienen tan mala ortografía?

3 comentarios:

amanecerenpriego.blogspot.com dijo...

Hola Guso: me gusta el título de tu blog, tengo que decir que yo suelo tener algunas faltas pero en mi defensa te digo que no tengo muchos estudios, así que perdona por las que pueda cometer.
Me encanta tu comentario sobre (Máquinas y mensajes)tienes toda la razón.
Saludos

Yo dijo...

Me gusto... y volveré a leerte más

Mensajes movistar dijo...

Todos tenemos mala ortografia , Como lo dice el primer comentario.