22 de julio de 2011

Libros y Amigos

“Quien presta un libro es un tonto, pero más tonto es el que lo regresa”, refranean los tontos que no saben rodearse de gente con la cual compartirse libros y a quienes el que regresen es lo que menos importa. A mí me dan libros. Digo “dan” porque no me los prestan ni me los regalan. Me los dan. No se median teloregalos ni luegomelodases, solo quieroqueleasestos.

Mi biblioteca no es extensa. En este momento no hay más de sesenta libros en ella. La sección dedicada a la clasificación Por Leer se compone de ocho ejemplares, todos dados. Se mantiene pequeña la colección porque los libros solo se hospedan aquí. De pronto llega el amigo y platicamos y comentamos sobre Saramago y le pregunto que si ya leyó “La balsa de piedra” y me contesta que no y le suelto un quieroqueleasesto y se lo doy. O llega aquel otro y pregunta qué he leído y le digo que uno buenísimo de Alberto Chimal y me estiro al librero y saco “Los esclavos” y se lo alcanzo al amigo. ¿De qué sirve un libro cerrado y entre otros libros?

No los extraño, a esos libros dados, pero sí los recuerdo. ¿Dónde estará aquel “Retorno 201” de Arriaga? ¿Cuántos más habrán leído mi compilación de cuentos de Hemingway? Estoy considerando sesudamente hacerme un ex libris.

16 comentarios:

no orto dijo...

Te voy a dar mis coelhos.

Ozick dijo...

Error en "clasificación". Supongo que de dedo.

Me gustan mucho sus textos, saludos.

Karla Juárez dijo...

Me gusta liberar libros, cuando uno me gusta en verdad tengo esa inquietud de que otras personas lo lean, aunque lo que es"La isla del Tesoro" mi primer libro sin dibujos que leí completo ese si no lo presto ni el del Principito.

guso dijo...

Dedazo corregido.

93Lunatica dijo...

Mis padres me han enseñado a no prestar libros para evitar dolores de cabeza, Colombia no es un país de lectores y además la mayoría de gente no tiene respeto por la propiedad ajena; concuerdo contigo, un libro no es para estar encerrado pero prefiero mantenerlo encerrado y protegido a liberarlo y dañarlo, para mí un libro es el mayor tesoro que ha podido crear el ser humano.

Me gusta como escribes.

Nos leemos en la próxima luna llena.

Seymus dijo...

¿Te puedo dar un "PDF"?

Anónimo dijo...

No dices nada interesante.

Anónimo dijo...

Odio los libros usados.

no orto dijo...

Ahora que recuerdo,quiero presumir que @pedacitodelimon se robó libros y me los dio. Solo eso. Bye.

Anónimo dijo...

¿No "teloregalos" se escribe con doble erre?

Anónimo dijo...

qué bonito

Anónimo dijo...

Qué lindo post, me encantó. Me gustan los libros dados y me fascina si traen, por ahí, subrayados o anotaciones de algún tipo.

Blumm dijo...

Exacto. Los libros se dan. Ni se prestan ni se reclaman. Certero post. Quizás cite su post en mi blog. Anoto. Gracias.

Anónimo dijo...

Mis libros me fueron regalados y de segunda mano; libros impresos desde hace décadas. Y me pongo a pensar 'cuántas personas lo habrán leído' y más los guardo y no los presto.

Claud dijo...

me gustan mas los libros usados qe los nuevos, tienen un olor muy particular.

Marthz dijo...

Tal vez entonces te gustaría el movimiento de Bookcrossing. Muy bonito proyecto.