sábado, mayo 06, 2017

Palabras y condenas

El día que lo asaltaron nos contó que el ladrón le había dicho que venía armado. Unas semanas después nos contó que el ladrón le había mostrado la pistola que llevaba en la cintura. Unos meses después nos contó que el ladrón le había puesto la pistola contra la frente. Espero que deje de contar la historia o va a terminar muerto.

 2 comentarios

2 Comments:

Blogger Erion said...

Maestro Gustavo, un placer leerle nuevamente.

Una consulta: si quiero adquirir alguno de sus libros ¿cómo puedo hacerlo? Ya no lo encuentro listado en tiendas digitales.

Gracias de antemano.

8/5/17 08:34

 
Blogger Don Lupe said...

JAJAJAJJJKLSDGFJSEKLDLK, yo cuando cuento mis chistes y dejan de tener gracia.

2/7/17 12:57

 

Publicar un comentario

<< Home