8 de junio de 2010

Alicias e Historias

No podía quedarme atrás y dejar de ver Alicia en el País de las Maravillas de Tim Burton. Y pues la vi. Para mi desencanto primero y horror después, la vi. La película va del “American way of life”: la guerra de los amantes de la libertad y la democracia contra la opresión de una tirana cuyas ideas y modos no son más que fanatismos necios e insensatos. Los deliciosos personajes de Lewis Caroll fueron forzados a protagonizar la historia, a la cual se añadieron los detalles más estereotipados de los libros Alicia en el país de las maravillas y Alicia a través del espejo para de algún modo justificar la utilización de Alicia, el Sombrerero, el Conejo Blanco y demás pandilla; que en realidad nada tienen que ver con lo narrado. Como acabose, al final la protagonista logra el más celebrado de los honores capitalistas: convertirse en la Directora de un corporativo transnacional, partiendo en un barco a instaurar franquicias en plena época victoriana.

Crítica aparte merece la horrenda deconstrucción aplicada al personaje del Sombrerero, quien dejó de ser el incoherente anfitrión de la Liebre de Marzo para convertirse en un héroe político-social, orquestador de una conspiración revolucionaria; todo para permitir a Johnny Depp volver a protagonizar una película de Burton realizando el mismo personaje con peluca diferente. Horripilante fue ver al Sombrerero cual caballero Jedi enfrascado en un duelo con la sota de corazones.

No tiendo al conservadurismo y siempre me ha molestado el intolerante apego a las formas clásicas y tradicionales en aras de un romanticismo que cree así respetar las purezas. Pero haber visto esta película me ha dejado unas ganas obsesivas de buscarme una edición de Alicia en el país de las maravillas y de Alicia a través del espejo con las ilustraciones originales de John Tenniel. Con los retos a la lógica que suponen sus diálogos y el muy inteligente humor del sinsentido, espero borrar de mi mente lo que Tim Burton me hizo ver.

¿Se imaginan que hubiera sido Burton y no Jackson quien realizara El Señor de Los Anillos? Hubiera ido de que Frodo deseaba unirse a un equipo de futbol americano y fallaba en las pruebas, pero entonces con la ayuda de Gandalf y de Sam lograba su sueño y vencía a un equipo de trasgos en cerradísima final.

7 comentarios:

Solera dijo...

triste pero cierto

y además de que se cambia la esencia de los personajes hay algo muy raro no sé si del guión o de qué, como que nunca hubo un clímax en el cuentito que presenta la peli

Anónimo dijo...

La mag(f)ia de Walt Disney Pictures.

Pablo dijo...

El mundo esta jodido.

Factor Dios dijo...

Se le critica a Burton por no saber terminar las películas, en este caso no supo ni empezarla. Lo peor y lo más vergonzoso de todo fue el bailecito ridículo que realiza Depp casi al final, aún no lo puedo superar, lo recuerdo y la pena me invade.

Ignacio dijo...

Así es. Tienes toda la razón. La verdad ya conocemos todos el tipo de películas que Burton presenta cada tanto tiempo. Cuando fui a verla fui con la idea de que es una película dominguera, incluso la vi en 3D. Fue hecha estilo Avatar, para explotar al 100% la teconología digital y sacar enormes ganancias con la moda 3D. La película está lejísimos de estar al nivel de los libros.

Mandarina dijo...

Cierto.

Las ilustraciones originales son hermosas y la exagerada estética burtoniana no hizo más que saturar y distorsionar la historia y los personajes. Me puso muy triste esa película.

Chau.

Anónimo dijo...

El unico alivio que me causó esta publicación, fue 'qué suerte que no la vi'. Créeme, desde que ví el avance y el afiche me invadió un 'nosequé' y simplemente por la mala impresión, me negué a verla. Suerte la mía.