martes, octubre 27, 2009

Q y U

Por: Tasta

¿A quién se le puede ocurrir que la letra Q no vaya acompañada de una U? Pues sí, a todos los que se han empeñado en hacer de la escritura un fiel reflejo de lo que sale de nuestra boca: mera fonética.

Podría extenderme sobre la evolución de la locución latina, la yod o cualquier balbuceo histórico-gramático para defender la dignidad de la U que no se oye y poner en su lugar a los infractores gramáticos. Sin embargo, el autor de este lustroso blog manifestó su repudio ante esta normativa, incluso acusó a la letra Q de hacerse la interesante al destinar como su única compañera a la muda de la U. Se quejó de gastar litros de tinta en ponerle las úes a las palabras con Q y lloriqueó porque —a según— se borran más rápido las letritas del teclado.

De un momento a otro y sin explicar por qué, el tal Guso volvió a usar la U muda después de la Q. ¿Qué pasó? ¿Maduró lingüísticamente? ¿Comprendió que las palabras son más viejas que él y por tanto merecen respeto? Siendo un hombre de refinadas tendencias, ¿pasó para él la moda de desdeñar a la U muda?

Yo no lo sé de cierto, pero desde esa misteriosa revaloración de la U este es un blog —ocasionalmente— sin faltas de ortografía.

 4 comentarios

4 Comments:

Blogger wally said...

que chido post guso, hasta que supiste usar el lenguaje como es debido. oh! espera, ese no lo escribiste tú.

27/10/09 23:10

 
Blogger Yayé said...

De no ser por Walter, ese post se hubiese quedado sin comments.
Es como cuando van tus familiares a verte al recital escolar.

28/10/09 16:00

 
Anonymous Ll said...

vaya, que sabia mujer...

30/10/09 12:56

 
Blogger Isela said...

Siempre hay una excepción a la regla... Qatar. Debe haber otras, no te infles.

7/11/09 11:15

 

Publicar un comentario

<< Home