16 de diciembre de 2008

Días y Música

Es tiempo de tu entrada favorita del año: mi elección de los 10 mejores álbumes editados en los últimos doce meses. 366 días invariablemente acompañados de música, ahora sometidos a un ejercicio de síntesis para facilitar su rememoración. La estadísticas señalan que Radiohead y Deerhunter fueron los más escuchados por mí en el año, en plena concordancia con dos hechos memorables de este 2008: precisamente el haber presenciado en vivo a este par.

Bien. En mero orden alfabético:

Alopecia de Why?: extravagante en su sonido, pero creado por personas que parecieran tus vecinos. Es tanta la versatibilidad de este disco que cada que se le escucha se le vuelve a descubrir.

Cancer Baby de Álbum: si bien primero me desagradó, un día desperté y pensé que era estupendo. No he cambiado de opinión. Empalmes sónicos aderezados con las melodías más lúdicas de la nación.

Distortion de The Magnetic Fields: en coherencia con su nombre, la música de este álbum está irremediablemente perdida en una distorsión que la hace tan inaccesible como deseable. Agrégale voces variadas y melodías cabareteras. Sé que es de lo que más recordaré en muchos años.

JXIII de Johnnytwentythree: respetuosos de las estructuras más representativas del post-rock, estos texanos son responsables de experiencias épicas y soñadoras. Construyen las más apacibles atmósferas para luego destuirlas con violencia.

Magnetic Morning EP de Magnetic Morning: contundente en sus bases, con melodías escalonadas siempre arropadas por cálidas guitarras acústicas. De estructura muy tradicional, su belleza radica en la sinceridad y naturalidad de la interpretación.

Microcastle / Weird Era Cont. de Deerhunter: la música frenética y obsesiva de Deerhunter de pronto encuentra un buen canal en la armonía sesentera. En definitiva, la mejor producción del año.

Re:Ep de Motek: elige si quieres que sea denso o melódico, ya que ambas expresiones están presentes en este breve trabajo. Dejando la voz siempre en último lugar, sus precisas composiciones —que podrían considerarse instrumentales— calan hondo y no permiten hacer mucho mientras se les está escuchando

Street Horrrsing de Fuck Buttons: experimentación con los más variados objetos musicales y no musicales, que arroja drones espesos y espeluznantemente hermosos. No apto para idiotas o escuchadores perezosos.

Third de Portishead: sin renunciar a su estilo, Portishead regresa con un álbum plagado de hip hop y jazz y una crudeza inesperada en ellos. Si prometen discos como éste, no me importa esperar otros 13 años para el siguiente.

This Will Destroy You de This Will Destroy You: llevar la ansiedad a niveles insoportables para luego dejarte explotar en una mezcla de carcajada y llanto es lo que This Will Destroy You te provoca. Conmovedor y catártico. Field Studies, EP que comparten con Lymbyc Systym, es necesario también.

Women de Women: ambientes saturados de reverberación, con pequeños sonidos orgánicos apareciendo por todos lados confundiéndote de las maneras más placenteras. La sensación de abrumación se hace llevadera a través de cánticos y mantras que mantienen todo unido.

2 comentarios:

Poncho Varela dijo...

ahora si que tomamos caminos musiclmente muy distintos

amable dijo...

a jijo, y the mueres?