15 de mayo de 2007

Felinos y Árboles

Una vez había un gatito arriba de un árbol frente a mi casa. A pesar de haber subido por su propia garra, el pobre no parecía saber cómo bajar. Maullaba y gemía y lloraba y maullaba. Pobre gato, arriba del árbol, maullando y llorando porqe no sabía bajar.

Llamé al departamento de bomberos. Le expliqé la situación a la operadora del teléfono. Ella me explicó qe, contrario a lo qe todos creemos, los bomberos no ofrecen el servicio de bajamiento de gatos. Tampoco supo darme razón de qé institución era responsable de auxiliar a gatos qe se suben a los árboles y maullan y lloran porqe no saben bajar.

2 comentarios:

matt dijo...

por mi casa si fueron a bajar uno

GiL dijo...

la foto es el final de la historia?
bien dicen qe una imagen dice mas qe mil palabras